Tag Archive: sedante


Cannabis

Foto de LancerenoK

Rewind es una divertida película española de 1999 en la que su protagonista, Daniel Guzmán, vive disparatadas experiencias temporales, consistentes en auténticos rebobinados de una película, su propia vida, que puede modificarse en sus múltiples desenlaces, precisamente por eso mismo, por la prodigiosa digresión temporal que experimenta. Lo que iba a ser una cena romántica acaba en fiasco pero queda registrado en una cámara de vídeo.

Seguramente esa película toma mucho más sentido en clave cannabis. Esta droga es capaz de ocasionar profundas alteraciones de la percepción del tiempo, entre otras ilusiones y alucinaciones. Aunque no en todas las personas ni bajo todas las circunstancias, el tetrahidrocannabinol (THC), principio activo del hachís y de la marihuana, es una verdadera droga psicoactiva, capaz de provocar alteraciones sensoriales.

El THC es sedante y potencia el efecto depresor del alcohol. Consumido en grupo induce una falsa sensación de aumento de la comunicación y de la empatía. Se ha demostrado que la cantidad y calidad de la comunicación entre usuarios de esta droga decrece notablemente tras su uso, aunque la percepción sea la contraria.  Sigue leyendo

Bendita cafeína

Dosis moderadas de cafeína pueden prevenir el Alzheimer

Pensar en la cafeína es pensar en la molécula que mueve el mundo: hace que cada mañana nos activemos y nos pongamos en marcha. ¿Quién no se toma una taza de café para desayunar? ¿O un té? ¿O un chocolate? Las propiedades de la cafeína, junto con sus primas la teofilina y la teobromina (denominadas genéricamente metilxantinas), son por todos conocidas, bendecidas y deseadas: nos ayuda a mantener un nivel de alerta y a eliminar la somnolencia, permitiéndonos estar espabilados por la mañana o después de comer.

El efecto de la cafeína se debe a que esta molécula puede bloquear el de otra sustancia natural que produce nuestro cuerpo, llamada adenosina. La adenosina tiene muchos efectos, entre los que se encuentra la sensación de relajación. El bloqueo de este efecto sedante produce la reacción contraria, es decir, la excitación característica de una buena taza de café. Sin embargo, desde una perspectiva formal, no podemos decir que la cafeína sea un excitante. Simplemente evita que una sustancia sedante haga su trabajo.  Sigue leyendo

%d personas les gusta esto: