Tag Archive: radicales libres


Blanco saludable

pelo blanco

De las canas y sus potenciales mensajes existe una gran literatura al respecto, que va de quienes aseguran que el pelo blanco en la cabeza es un antídoto contra la calvicie a quienes otorgan señas de sabiduría y templanza a aquellos cuya testa está coronada con nevada cabellera. Eso sin olvidar los consejos estéticos acerca de lo interesantes —léase atractivo— que torna a  sus poseedores.

Lo único cierto es que tener canas forma parte del proceso natural de envejecimiento —también le salen a otros animales con pelo, como gatos o perros—. Las células también se cansan y envejecen y dejan de producir sustancias. En el caso de las canas, lo que se frena es la producción de melanocitos, que son los que fabrican los pigmentos que le dan color a nuestro cabello. O sea, que técnicamente su aparición obedece a una tara —por eso no siempre salen a edad provecta y en ocasiones se anticipan o son fruto de una ausencia, como ocurre con los albinos—. Sigue leyendo

Central nuclear de Cofrentes

La paloma es sinónimo de libertad; la cigüeña, de maternidad; el buitre define la codicia; la mitología asocia el cuervo con la inteligencia. A esta incompleta lista de analogías con las aves hay que añadir, gracias al ser humano, un genérico: pájaros de Chernóbil como sinónimo de estulticia e irresponsabilidad.

Los efectos a medio y largo plazo de la contaminación radioactiva se empiezan a percibir con nitidez 25 años después de la catástrofe nuclear que afectó a esta zona de Ucrania: el tamaño del cerebro de las aves que anidan en este entorno es más pequeño que el de sus congéneres que viven en otras latitudes.

Esta reducción de la masa encefálica está provocando un desarrollo anormal del sistema nervioso que se traduce, además de en las mutaciones físicas, en un deterioro de sus capacidades cognitivas (la capacidad de transmitir y recibir conocimientos) que resulta letal. Un proceso involutivo debido al mayor estrés oxidativo, es decir a la disminución de las defensas naturales del organismo frente a la acción de los temidos radicales libres.  Sigue leyendo

Desde que el ser humano se dedicó al sedentarismo y a utilizar su mente más que su cuerpo, ha prolongado su esperanza de vida y acortado su vida laboral —a pesar de que se vaya a prolongar la edad de jubilación— y cabe preguntarse si merece que toda esa experiencia acumulada se condene a permanecer improductiva, aun cuando se esté en plenas facultades físicas y mentales.

Hay especies, como el anfibio Proteus, que llega a los 100 años, pero se debe a que vive escondido de sus depredadores, come poco y respira lentamente (una vez cada diez horas).

En el ser humano, la longevidad depende de la vida de las células, y estas necesitan la energía que obtienen de la comida y el oxígeno, y que convierten en moléculas. Para producirla, necesitamos unos pequeños orgánulos dentro de la célula llamados mitocondrias (que poseen ADN). Con la edad, se producen mutaciones en este ADN mitocondrial, que acaban con ellas.

Si estas mutaciones se inducen de manera artificial, se puede llegar a acortar la vida hasta un tercio. En ratones, se aprecia que pierden pelo, la columna se encorva, tienen osteoporosis… envejecen antes de tiempo. Las mutaciones en el ADN mitocondrial afectan al proceso de envejecimiento más que la generación de los conocidos radicales libres.  Sigue leyendo

%d personas les gusta esto: