Después de años haciendo investigación sobre microorganismos, nunca pensé que habría tantas aplicaciones para los reactivos y medios que se usan en el laboratorio.

Cada día se encuentran nuevas aplicaciones para materiales. La semana pasada, por ejemplo, un cocinero me explicó que para obtener diferentes texturas en la pasta, ahora se utiliza agar para hacer espaguetis.

Cualquiera que haya tenido alguna vez alguna relación profesional con la biología o con las bacterias sabrá que el agar es el medio de cultivo, es decir, la comida preferida de las bacterias. ¿Y ahora vienen y nos dicen que con ese suculento banquete de bichos vamos a hacer espaguetis? Pues sí, señores.  Sigue leyendo