Latest Entries »

dreamsssssssssss

Existe un tipo de personas que nunca se aburren cuando están solos. Siempre encuentran algo que hacer o algo en lo que entretenerse. Ahora bien, seguro que la cosa cambia si la alternativa que se les propone es quedarse solos en un cuarto a pensar. Esa actividad solo resulta apta para los yoguis.

Porque no hay nada que más incomode a la mayoría de los humanos que quedarnos aislados del mundo a la fuerza más de un cuarto de hora con la sola compañía de  nuestros pensamientos. Ya sabe, nada asusta más que un encuentro cara a cara con nuestra mente. Y no se trata de una frase hecha, sino de los resultados de un experimento científico publicado en Science. View full article »

SONY DSC

Hace poco, un paciente mío que acaba de superar un melanoma —el peor de los cánceres de piel— expresaba su deseo inminente de poder de nuevo disfrutar de un baño de mar. Inocentemente, aseguraba que por supuesto con factor de protección. Y lo hacía al hilo de una tranquila conversación de sobremesa en la que ponía de manifiesto la cantidad de indocumentados y desmemoriados que pisan la faz de la Tierra.

Y creo que tiene razón, que la memoria se torna muy delgada en demasiadas ocasiones. Así que hoy, cuando aprieta el calor en pleno auge estival, voy a dedicar unas líneas a esos números que aparecen en los envases de las cremas solares. De cuando en cuando es bueno y necesario recordar lo obvio. View full article »

pelu

La realidad nos obliga a mirar detrás del espejo. Toda acción conlleva una reacción y enmendarle la plana a la Naturaleza o a la genética no siempre resulta gratis. No se me asusten, que aunque este comienzo pueda parecer algo apocalíptico, simplemente se trata de orientarnos para tomar las decisiones más adecuadas o, al menos, las menos perjudiciales.

Entremos en materia. Una de cada tres mujeres y casi un 10% de los varones mayores de 40 años no está conforme con su pelo. El paso de los años —las canas— o la estética o moda del momento hace que apliquemos productos —químicos la mayoría de los casos— a nuestra cabellera para que recupere su tono natural o para cambiarlo de color.

Quizá por ello —sin entrar en otro tipo de consideraciones de carácter comercial— varios grupos de investigación estudian la posible relación entre tintes capilares y el desarrollo de algún tipo de cáncer.  View full article »

pececillo

Cuando nos adentramos en el terreno de la evolución de las especies, puede entrarnos un gran vértigo al pensar cómo esa mezcla de azar y necesidad ha hecho que se den las condiciones necesarias para que una especie sobreviva. Una complicada secuencia que se resume perfectamente en la frase “estar en el sitio adecuado en el momento oportuno”. Una autentica lotería.

Desde esa perspectiva —y de ahí lo del vértigo— pretender resultar agraciado varias veces en el sorteo parece una utopía. Por eso, la tendencia natural es pensar que las características que nos definen como especies son fruto de un único suceso. Por ello nos pasamos la vida buscando esas raíces, ese nexo común. Resulta complicado pensar que, fruto del azar, se diera una misma combinación en seis o siete momentos diferentes, cuyo resultado fuera el mismo camino evolutivo. View full article »

prhistoric

Ese tiempo tan raro, allá cuando los dinosaurios poblaban la Tierra o cuando neandertales y sapiens convivían o se disputaban en mismo espacio, representa un momento muy dado para la especulación y la inventiva. Atractivo, en cualquier caso. Y como la historia la escriben los vencedores, ha quedado en el imaginario colectivo que nosotros, los que ganamos la partida de la supervivencia, quedamos por delante gracias a nuestra superior inteligencia.

Afortunadamente, los paleontólogos no participan de este orgullo sapiens y ponen luz sobre este tipo de hipótesis de superioridad que no se sustentan en nada científico. De hecho, y al margen de otro tipo de consideraciones, los restos hallados nos indican bien a las claras que nuestros primos rubios conocían perfectamente su entorno. View full article »

bicho al sol

En mayor o menor medida, los occidentales somos presos de la estética y dentro de los rankings al uso, salvo que forme parte de la secta de los góticos, tener un color de piel saludable se sitúa en los puestos de cabeza. Algunos, como Briatore o Julio Iglesias, lo llevan a los extremos y lucen los 365 días del año un tostao más que sospechoso. Cuando esta manía se convierte en obsesión se llama tanorexia.

Y en tratándose de adiciones, habrá que ver los mecanismos que suceden en nuestro cerebro para ver cómo se desarrollan. El asunto tiene que ver con la vitamina D, la responsable de sintetizar el calcio que pasa, entre otros sitios, a nuestros huesos.  Y si tenemos una carencia de esta vitamina y se cortocircuita este camino, la primera consecuencia es que nuestro esqueleto se debilita, se pueden producir malformaciones y en el peor de los casos nos conduce al raquitismo. View full article »

La mejor manera de cortar una tarta no es en forma de triángulo... Foto de Carlos Larios

La mejor manera de cortar una tarta no es en forma de triángulo… Foto de Carlos Larios

Vaya por delante que no me considero una cocinitas. Aunque me gusta comer y disfruto con la buena mesa, que no es poco para otorgarme la capacidad para discernir entre un buen plato y otro mediocre. A partir de ahí, mi presencia entre fogones es —como para muchos— una mezcla de placer y necesidad. Placer por obsequiar a mis amigos con mis delicatesen —porque haberlas, háylas— y necesidad, porque ya dije que me gusta comer y, además, lo hago al menos dos veces al día.

Eso no quita para que tenga que padecer las continuas veladas críticas de mi santo, que se empeña —y no sé por qué— en demostrar mis carencias en lo tocante a habilidades culinarias. Sobre todo en el manejo del cuchillo, según él, imposible habilidad femenina. No entiendo la razón —o sinrazón, según se mire— de su empeño perfeccionista en que debo cortar el queso, por ejemplo, en forma de triángulos perfectos o que soy una inútil manifiesta cuando se trata de dividir en porciones una tarta… Así que para él, y el resto de listillos que revolotean cuán abejorro por la cocina, va dedicado este post. View full article »

minimo

No nacimos, evolucionamos, para ser sedentarios. Así que desterremos el viejo mito de que la tendencia natural del ser humano es la molicie.  Y al margen de las necesarias horas que precisa nuestro organismo para regenerarse y descansar, parece que si nos erguimos sobre las patas fue para permanecer de pie y nunca sentado.

Y no lo decimos nosotros. Una prestigiosa revista como es Journal of The National Cancer Institute asegura que existe una relación entre el tiempo que un humano pasa sentado, sea por necesidades laborales o por pura vagancia, con el riesgo de contraer cáncer. En concreto, de colon, endometrio o pulmón. View full article »

acertijoChino (2)

 

Como muchos de ustedes andarán ya disfrutando de las vacaciones o pensando en ellas, que ya sabemos cómo se las gasta la calor por esta parte del mundo —y si es de la otra, seguro que anda encerrado soportando los rigores del tiempo—, hoy no les atribularemos la conciencia con sesudos estudios y les proponemos un juego.

Mirando atentamente la fotografía superior —el dibujo se obtuvo de una web, pero les aseguro que se corresponde fielmente al que se sometieron los estudiantes chinos—, ¿serían capaces de decir cuál es el número de plaza que ocupa el auto estacionado? Tómese su tiempo, pero tampoco abuse, que los niños asiáticos despejan la incógnita en apenas unos segundos. Si ha pasado del minuto, no se me apure, que está al nivel de los estudiantes de Secundaria y si se le antoja imposible, bienvenido al complejo mundo de la lógica de los adultos, que siempre tornamos lo fácil en complicado.
View full article »

life

En Ciencia, como en otras disciplinas de la vida, las modas juegan su papel esencial. No quiere decir esto que los investigadores orienten sus trabajos en función de las tendencias que molen más, de eso se ocupa el mercado, que bien marca las líneas de investigación financiables, pero en los medios de comunicación, y la divulgación de los trabajos, sin duda, es un factor subjetivo que hay que tener en cuenta.

Y hablando de los focos de atención, la vida o la posibilidad de encontrarla en otros planetas, es uno de los que parece llamar más la curiosidad de los editores. Así que nos hacemos eco del siguiente trabajo de investigación que seguro exacerba esa faceta curiosa. El bromo forma parte de los elementos en la Naturaleza que resulta vital o esencial para la vida humana.
View full article »

%d personas les gusta esto: